Archivos para las entradas con etiqueta: trabajo

A las ocho de la mañana soñé con un  mosquito  que  picaba mi mano derecha y yo trataba de rascarme pero no tenía uñas, a las nueve y media  ya despierta   ejecuto las siguientes posturas de Yoga: Tadasana, Trikonasana,Ardha kandrasana, Ado mukha,Janu Sirsasana,Sarvangasana, Halasana,Savasana.

Diez y media:Nubes negras sobre Bruselas, viento frío, humedad, falta una semana para que llegue el verano. Tomo mate , lo único que me despierta sin dejarme nerviosa, lo acompaño con  uvas blancas y una galleta.Observo   la batalla en  el  cielo  desde la mansarda, las tejas rojas, las chimeneas,  la cúpula de la iglesia de La Chapelle y el omnipresente Palacio de Justicia,parece  una  gris  matrona coronada, inmensa, esperpéntica e   inocua.No tengo ganas de ir a la cita pero toca, necesito ahorrar, necesito una entrada adicional, cumplir mi palabra.

11 y cuarto.Monto en la bicicleta cruzo Rue Haute, el recyclart ,atraviezo la avenida Estalingrado dejándo atrás la ruta del pavé para introducirme en el territorio Gare du midi, impregnado por el olor a orines y habitado por los residentes de las sillas públicas: hileras de  borrachos encorvados con el rostro congestionado.

11 y media.Mientras aseguro la bicicleta, Rosa llega con dos paquetes en las manos  y un tic nervioso en el ojo izquierdo. Rosa es chilena, vive en Bruselas desde 1972, es pequeña blanca y pecosa, sus cabellos  le llegan hasta la cintura, lleva una sudadera rosada y los labios pintados de rojo, saluda con un beso en la mejilla, yo la trato de usted, ella me contesta en francés. Tomamos el tranvía 82  allí Rosa me estudia con su mirada  mientras yo le hago cualquier tipo de preguntas para pasar el tiempo,  vive en las afueras de Bruselas, tiene una casa grande con gallinas, conejos,perros y gatos , es bueno tener gallinas pero piden mucho tiempo, no vuelvo a Talca (Chile) porque la paso tan bien que cuando  regreso  a Belgica me dá depresión, aqui estan mis hijos,mis nietos , allá mi pasado, todo cambiado …..porque ni siquiera un árbol es el mismo despues de  tantos  años.

Medio dia.Nos bajamos en el ayuntamiento de Forest, caminamos hacia un gran edificio, de arquitectura reciente, ladrillos verdes, ventanas rojas. No recuerdo  por cuál entrada ingresamos al garaje del edificio, allí en un vestíbulo Rosa me explica  lo que hay que hacer:tienes dos cuñas y una llave para el agua, aqui estan tus baldes, los trapos y esto aqui es para quitar las telas de araña, !importante!… cachai? Tienes que limpiar las bodegas ( Cave, Kelder), eso es todo, cuando termines me ayudas a terminar  las entradas.Luego me explica como se limpia el pavimento, como detener las puertas con las cuñas y la mejor manera de exprimir un trapo.Uso los guantes ella comenta que esas cosas  en el fondo no ayudan a trabajar bien, el detergente es natural.

12 y 55. Me quedo sola en la primera bodega de las siete que limpiaré, no son muy grandes   la mayoría constan  de mínúsculos  cubículos,   solo tengo que limpiar los corredores y las manillas de las puertas. Pero como todo oficio, precisa de método, método que solo alcanzo a adquirir a medias  en la tercera bodega. Las luces tienen una intermitencia de 5 minutos, para ahorrar energía  luego se apagan y mientras repaso con el trapo  y la escoba casi siempre, busco a tientas el interruptor, trato de no pensar en nada, sin embargo me llega la imagen insistente de algunas películas de terror donde la primera victima  a veces es un desprevenido aseador  o la mucama  que quita las telas de araña.

2 y media.Ya he cometido algunas faltas: olvidar  una  cuña en la puerta de la segunda bodega, botar el agua sucia del balde en el lugar equivocado, perderme en ese laberinto de autos , puertas y bodegas sin encontrar la tercera . Rosa baja de tanto en tanto para  verficar que todo vaya bien y no sé porqué pero baja cuando estoy cometiendo algún error. Que distraida que estás me dice, esto no es normal y se rie , pero igual se va y me deja con la cuarta bodega. Al terminar  la acompaño a limpiar las entradas del edificio, son cuatro. Descubro que la batalla del cielo la ha ganado el sol, impresionante victoria, en un lugar donde el dominio de la nube negra es imperioso  y la perspectiva climática no auguraba sino uno de esos típicos chubascos bruselianos.

3 y media.Tengo ganas de dejarlo todo, de irme con la señora del perrito jack rusell o el hombre que tartamudea y dice que el buen tiempo hay que aprovecharlo ipso facto, Rosa le contesta en su francés macarrónico que eso es para los que tienen tiempo libre.Olvido un cepillo, no sacudo el gran tapete como Rosa me ha explicado,me señala indignada  una tela de araña que no he erradicado. Rosa dice: no es por ser racista pero las huellas  que dejan los negros en los vidrios son más difíciles de quitar y me observa como para que yo le complemente su comentario, yo la miro atónita, estoy demasiado cansada y distraida como para decirle algo, me dan ganas de decirle  que  el  no es por ser racista me produce mas fastidio que su prejuicio con las huellas de las manos , me parece un esfuerzo inútil.

4  en punto.Nos cambiamos, despues de haber lavado  trapos y baldes, Rosa me regala una decena de sobres de manila, salimos y nos encaminamos al paradero del tram. Me siento ligera, como si una gran carga se hubiera disipado, como el cielo azul sobre Bruselas.Place Saint Denis  se vé radiante , Rosa estudia en la vitrina de un negocio de calzado unos zapatos de cintas de colores.En el tram me pregunta que porqué tan distraida,será que estás embarazada o muy enamorada?. Tengo ganas de contestarle que tal vez es porque hoy es el Bloomsday cómo para confirmarle que estoy mas loca que una cabra . Rosa se sienta al lado de un muchacho con sindrome de Down, me mira para no mirarlo a él. Yo veo pasar las calles como fotogramas, aliviada por la luz, la fuerza recuperada y    la  belleza que adquiere Bruselas con el sol.

4 y cuarenta.En la Gare du midi, Rosa me paga 45 euros y se sorprende  al ver  que su reloj se detuvo a las 3 y 35, se asusta.Le recomiendo la henna para tinturarse sus cabellos, me despido. Al montar en la bicicleta me doy cuenta de haber dejado mi mochila  en el vestíbulo, maldigo,  llamo a rosa y quedamos en vernos el jueves.

5 en punto.Cruzo avenida Annesens   en la esquina me espera R en su bicicleta nos séntamos en  la terraza de un bar , él pide una Triple Westmalle y yo un rosée,describo lo del trabajo  con Rosa . El acaricia  mi mano mientras me explica lo que quiere decir el capital simbólico según Bordieu ( tiene un exámen de sociologia  el jueves), hablamos de la autoridad, el prestigio, la fama , el buen gusto la honorabilidad, conceptos y palabras similares  al empaque al vacio , seguimos riéndonos.Le cuento del Bloomsday, pero terminamos hablando de Trieste, Miramare, I filtri, los distinguidos locos triestinos, Italo Svevo, lo divertida que es la Conciencia de Zeno, la iglesia ortodoxa de San Nicoló,  los amigos, los vicios, el higado encebollado.

6 y cuarto .Invito a R a comer  a la  Maison des crepes en Rue de midi 13 ,  él pide uno de queso de cabra, rucula y nueces, yo una de piperade con pollo. Luego vamos a dar vueltas en  bicicleta, R me muestra su calle preferida en Saint Gilles, Rue du Mont Blanc, cuesta abajo , anónima tranquila y esplendidos  edificios del neo renacimiento flamenco .En algunos apartamentos del primer piso se adivinan los  típicos jardines interiores de  las casas de la centreville bruseliana que tanto me gustan .Rodamos sin objetivo  por Saint Gilles  .

9 y media.Entramos al Vendome  para ver Milleniun pero terminamos viendo   looking for Eric , divertida, optimista, sin pretensiones. No entiendo porque le han hecho tanta propaganda a Cantoná si el verdadero actor es el otro Eric, pero en fin, ejemplos de un buen empaque al vacío, Cantona se lleva toda la atención.

11 y media, luego de dar algunas vueltas sin rumbo fijo,  entramos al apartamento, R alista sus cosas yo me doy una ducha y a la una menos cuarto despues de haber leído algo de Cees Nooteboom apago la luz .

Anuncios
P.Brueghel,La chute d\'Icare
P.Brueghel,La chute d’ Icare

Este cuadro es tremendo y misterioso, a lo lejos en  un segundo plano solo se destacan las  extemidades de Icaro, en el momento de su fatídica caida. En primer plano, en cambio  se aprecia  un hombre arando la tierra, según algunos , el cuadro de Peter Brueghel esta inspirado en un refrán, algo así como: ningún trabajador se detiene por la vida de un hombre, “aucun laboureur ne s’arrête pour la vie d’un homme”;  trabajar cansa si, y a veces tampoco hay tiempo para otras  cosas ,sea la muerte, la vida o los sueños.