Archivos para las entradas con etiqueta: conmemoración

Un poco raro todo,llevo algunas semanas pensando que esto de los blogs y la comunicación de bits en bits en el fondo  me producen el mareo infantil  de andar señalándolo todo  dentro de un auto a toda velocidad. Contar vaquitas, personas, cruces, accidentes, semáforos y policías acostados o  a pie etc etc, todo va quedándo atrás  sin piedad y registrado en un compilado de elecciones narcisistas. Hay otras formas de ver la situación si, pero en estos dias   rueda de esta manera. De todas formas poquito a poquito sin querer o no, este espacio ha dado la vuelta de un año y bueno, aqui para apagar la velita de la primera conmemoración  se ha acercado y pegado nada más ni nada menos que el señor Paolo Conte cantando Lo Zio.

Grazie  a giancojazz

Anuncios
cortazar-059

escultura Julio Cortazar

Bruselas  la lluviosa y encapotada Bruselas, es también entre otras cosas, la ciudad natal de Julio Cortázar, si, casi por azar ya que su padre quien era un agregado cultural de la embajada Argentina  se estableció por un tiempo con su familia en la distinguida Avenue  Louis Lepoutre , allí nació ” el enormísimo cronopio”  Cortázar, como se puede leer en la placa conmemorativa al lado del número 116, su primera residencia.Un homenaje a la inversa  es el que puedo hacerle.Un viernes trece me encamino  hacia su primer nicho en una tarde  de un grado  céntigrado permanente  partiendo de Sablon;caminando entre los anticuarios y las misceláneas de Rue Haute, la  calle límitrofe entre mi cortazar-053barrio y Marrolles una de las zonas más antiguas de Bruselas donde nació Peter Brueguel, padre. Se recorre toda la calle hasta su desembocadura en Porte du Hall allí se vé un  castillo , construido entre    1357 y 1383,último bastión de la antigua muralla que rodeaba Bruselas cuya función era netamente militar.Hace poco lo limpiaron y su  vista es sugestiva. De allí partiendo del metro Porte de Hall se sigue la Rue de la Victoire u Overwinnigsstraat para no ignorar lo flamenco,porque Bruselas es una mezcla un poco complicada, el argot  por ejemplo  c’est pas facile,es una constante mezcla entre palabras y expresiones neerlandesas,francesas y mutaciones varias.

Por Rue de la Victoire se camina un kilómetro más o menos, hacia una de esas  raras  calles en ascenso  de Bruselas ,como la  Chaussée de Charleroi y unos metros hacia la derecha, se transita por la Chaussée de Waterloo,dos lugares insignias de la geografía belga,uno por sus carácteristicas de población , migración y extracción, la otra Waterloo,  donde Wellington y Blucher le hicieron jaque mate a Napoleón .Entonces  se va  derecho por Waterloo, caminando entre colegios y cafés unos 50 metros hasta encontrar, la Avenue Louis Lepoutre, seguimos por esta  tout  droit droit por el parquecito  arborizado de esta avenida, allí se va dar  con la nuca de Julio Cortazar.

Un monumento cuya escultura aguanta pero es un poco solemne todo su entorno de mármol grisáceo tanto que se camufla facilmente  con los colores invernales de Bruselas, sin embargo distinguir la cabeza de Cortazar dá la impresión de un ritual inútil pero entrañable. El autor de la escultura se llama Edmundo Valladares quién el dia de la inaguración declaró:”Lo conocí en París cuando ya estaba enfermo, y recuerdo su mirada que parecía huidiza, detrás de la cual había una gran ternura”.

Se dice que es la primera escultura dedicada a Cortázar en Europa (2005). Un ramo de rosas amarillas reposaba  hoy  junto al pedestal , al lado    una nota  en  letras rojas  (en español):” Gracias Julio,gracias por todo,felices 25.Rafa”.A la izquierda una agencia inmobiliaria y a la derecha, la residencia donde nació el autor de La vuelta al dia en ochenta mundos.cortazar-029En la placa conmemorativa  del edificio de apartamentos 116, se lee: Aqui nació Julio Cortazar,escritor argentino 1914-1984, enormísimo cronopio.

Un hombre acompañado de dos niñas, entra al restaurante L’ intemporel que limita   con la edificación y aqui en este  punto mientras tres personas de diversos tamaños se sumergen en  lo intemporal  transcribo este   micro cuento cortazariano   :

Historia Un cronopio pequeñito buscaba la llave de la puerta de calle en la mesa de luz, la mesa de luz en el dormitorio, el dormitorio en la casa, la casa en la calle. Aquí se detenía el cronopio, pues para salir a la calle precisaba la llave de la puerta.